¡Bienvenidos a mi blog!

Me llamo Lorenzo y soy miembro de la Familia Marianista.

¿Alguna vez has sentido que resonaba de una manera especial algo en tu interior? A mi me ha pasado a veces tras el encuentro con una persona, con un amigo, tras algo que acontecía en mi vida, tras escuchar la Palabra…

Los que intentamos creer en Dios como cristianos, también intentamos confiar en que Dios nos acompaña y nos cuida: a través de las personas con las que me voy encontrando por el camino, a través de las circunstancias, las experiencias, a través de la Palabra y el evangelio… ¡todo es providencia!

También intentamos creer que de Dios procede la Vida y que todas estas experiencias, que resuenan en nuestro interior de una manera especial, son fruto de este contacto con la Vida.

La idea inicial de este Blog, es poder compartir algunas canciones en las que he ido plasmando algunos de estos “Ecos de la Vida”.

Seguramente no son, ni las mejores, ni las más originales, ni las más brillantes que puedas escuchar.

Algunas serán muy cortas y sencillas y es muy probable que muchas de las combinaciones de notas que haya usado ya habrán sido utilizadas alguna vez, dicen que en música ¡todo está ya escrito! Por otro lado, están grabadas con medios caseros y puede que no exentas de desafines por mi parte. Es decir, muy ¡de andar por casa! (como en la foto)

Pero… me decido a compartirlas porque si han surgido de experiencias de Vida, ¿por qué guardármelas sólo para mi? Quizá a alguien les sirvan.

Y como no podría ser de otra manera, si gratis las he recibido, gratis las doy. Una vez salen de mi boca, ya no son mías, son de todos y están a disposición de todo aquél que las quiera difundir.

Por último, si, a raíz de las canciones o los comentarios a las mismas, te surge algún pensamiento, idea, sentimiento… ¡no dejes de compartirlo!, puedes hacerlo en este mismo blog en forma de comentario.

Para ver la primera canción que compartí, pincha aquí. La lista de canciones que hasta ahora he compartido es ésta.

Un abrazo y ¡que aproveche!