Caminante amigo

Mira
caminante amigo,
en esta tierra que pisas
no te podemos decir
que vayas a encontrar
LA VIDA

Si
al marcharte
de esta Tierra
sentiste algo de Dios,
fue gracias a una
ruina
que como tal
se sintió

Esto dice el cartel que se encuentra junto a las ruinas de la “catedral” a la entrada de Pueblo de Dios.

Debo confesar que, aunque creo que sabía de su existencia, durante los meses en Pueblo no había llegado a detenerme en lo mucho que encierran estas palabras. Fue pocas semanas antes de llegar a Valencia, ya tomada la decisión de venirme, cuando me topé con él más en serio. Y, más me tenían que decir estas palabras, cuando también prácticamente concluían el cuadernillo “Tira del hilito” que me regalaron en la eucaristía que celebramos el último miércoles allí.

El evangelio de ayer me tocó mucho en relación a esto; terminaba diciendo:

Pues sí, os aseguro que lloraréis y os lamentaréis vosotros, mientras el mundo estará alegre; vosotros estaréis tristes, pero vuestra tristeza se convertirá en alegría.
(Jn 16, 20)

En estas semanas, ha habido una mezcla de sentimientos ante lo que el cartel rezaba. Por un lado me ha hecho llorar, y bien. Pero, por otro, me ha hecho sentir una gran esperanza y un gran agradecimiento por lo vivido estos meses.

… no te podemos decir que vayas a encontrar LA VIDA…

Y es cierto, nadie nos lo puede garantizar. Sólo el estar abiertos al Amor, lo garantiza.

Si al marcharte de esta Tierra sentiste algo de Dios,
fue gracias a una ruina que como tal se sintió.

Y es tanto lo que siento haber recibido en estos meses… gracias a una ruina que como tal se sintió. Esto es lo que me hace sentir una gran esperanza, ¡gracias Señor! Ahora sólo queda seguir desentrañando lo vivido, no dejar de tirar del hilito

Por eso, uno de los propósitos para esta nueva etapa en Valencia es contemplar la experiencia en Pueblo con la objetividad que permite la distancia relativa. Digo relativa porque, aunque con la distancia de no estar en el día a día en Pueblo, quiero continuar buscando sintiéndome cerquita.

Herramientas para contemplar y seguir buscando: la oración, el silencio y el ayuno de todo aquello que me “distraiga”.

De momento, estas casi dos semanas, están siendo de toma de contacto, pero los ratitos de oración y el estar mínimamente abierto, me están regalando pequeñas/grandes cositas.

De ahora en adelante, espero poder ir compartiendo desde aquí lo que contemplar la experiencia y el continuar en búsqueda me vaya descubriendo.

¡Un besote amigos!

Quería que lo buscasen a él, a ver si, al menos a tientas, lo encontraban;
aunque no está lejos de ninguno de nosotros,
pues en él vivimos, nos movemos y existimos (…)
(Hch 17, 27-28)

3 opiniones en “Caminante amigo”

  1. Querido Lorenzo, hermoso el texto que abrió tu corazón para sin temores dejarte ser inundado. Hermosa la cadencia con que muestras tú disposición permanente de dejarte inundar, más y más.
    Gracias por el compartir, seguro que en la vigilia tú “Abre mi corazón…” resonará en mi interior.

    Fuerte abrazo y nos vemos en EAC

  2. Hola Lorenzo¡ desde mi visión de persona muy adulta, tengo que decirte que todavía sigo buscanto la armonia con las diferencias con las que tropiezo a diario, diferencia entre personas, situaciones, caracteres,…
    espero que el Espritu de Dios trabaje en la apertura de mi mente, creo que es tan necesaria como el pan nuestro de cada dia.

    Me agrada muchisimo poder leer tus reflexiones. Te informo que gracias a ellas me detengo y reflexiono aunque sea en el despacho.
    Besos.
    Encarna

  3. Gracias Encarna.
    Me alegra que estos “ecos”-oración compartida, te ayuden también a pararte, contemplar, reflexionar, rezar…
    Con el buen Samaritano de ayer, pensaba que necesito darle más tiempo a Dios para poder encontrarle en el otro… Tiempo, eso que dicen “que es oro”, pero que te hace “perder la Vida” cuando se quiere sólo para sí y ganarla cuando se vive, desde dentro, hacia fuera. Creo que no hay otra manera de encontrar la armonía con el otro: ir hacia él, con el Amor que Él nos da,
    Besos para toda la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.