Si estás cansado y agobiado

Venid a mí los que estáis cansados y agobiados, que yo os aliviaré.

Se nos recordaba ayer en la eucaristía que Dios no nos evita ni la enfermedad ni el sufrimiento; pero que, si queremos, Jesús puede aliviar nuestra carga…

Me encantó la imagen del yugo: ¡cómo varía una carga cuando se lleva compartida!
¡Qué sentido cobra así la palabra cónyuge! Una vida compartida: proyectos, ilusiones, sueños, dificultades…

 

Y aunque el sufrimiento nadie lo queremos, ¡no somos masoquistas! Cuando viene, si se sabe encajar y asumir, ¡cómo nos hace crecer! Nos hace más humanos, más humildes, más persona…

Para la guerra nada

Ayer, como en muchas noches con amigos, estuvimos arreglando el mundo, inmersos en la escucha de lo que ocupa tantas y tantas conversaciones: la falta de trabajo, la corrupción, el desencanto político… Ciertamente la situación no es fácil, ni en lo local ni en lo global.

Aún con todo, algo se resiste fuertemente en mí, recordándome, día a día, que hay motivos para la esperanza; es más, me repite insistentemente: “la esperanza la he puesto en ti, y en ti y en aquél… en todos”.

Me da mucha penita el pesimismo y derrotismo paralizante en el que caemos a veces (aunque haya motivos) y no saber poner la palabra o la acción oportuna.

Anoche ya me iba a dormir con una cantinela, y una canción, La Unión del Mundo, de Agua Viva, que ya se cantaba cuando yo aún no había nacido.

Y, en medio de todo esto, un día de regalos: primero la Palabra, transmitiendo como siempre la energía necesaria; poco después, el descubrir a través de este precioso blog, el bonito proyecto “Para la guerra, nada”, animando a sumar voces y corazones cantando que ¡es posible…!; y, al medio día, mi madre hablándonos en la comida de la película “Cadena de favores”…; ¿se puede recibir con más claridad?. Continuar leyendo “Para la guerra nada”

Yo digo Iglesia, tú dices…

El sábado que viene estaré por Madrid, se presenta el libro “Yo digo Iglesia, tú dices…” en el que he podido participar aportando una canción y una pequeña reflexión.

La presentación va a ser bastante participativa y pienso que muy interesante. Se compartirá visualmente (José Luis Cortes, Siro…), habrá testimonios, preguntas… y también algunos cantaremos las canciones que hemos aportado (Luis Guitarra, Amparo Navarro, Toño Casado…)

Será el próximo sábado 19, a las 19h. en la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe (C/ Puerto Rico 1).

También podéis echar un vistazo a la interesante introducción del libro o ver esta entrevista que sobre el libro hicieron a Migueli (cantautor) y a Jose Antonio Solórzano (Solo: dominico, director del departamento pastoral de Escuelas Católicas).

Todo ha empezado en un sueño

Me gustó lo que oí de esta chica en el coche con Javi, Jorge y Noemí en el viaje a Sevilla la semana pasada… y hoy, youtubeando, me he encontrado con esta bonita invitación a no dejar de soñar.

Imagen de previsualización de YouTube

Soñar es la libertad
de aquél que ha tocado el cielo
sin saber volar.

Es difícil andar en este mundo,
siempre mirando a mis pies,
ignorando que, en cada segundo,
algo ha dejado de ser.
(…)
Vivir es parte de un sueño,
a veces grande o pequeño,
hacen que el mundo sea eterno,
burlando el miedo y el tiempo,
todo ha empezado en un sueño.

¡Que no dejemos de soñar… juntos!