Para la guerra nada

Ayer, como en muchas noches con amigos, estuvimos arreglando el mundo, inmersos en la escucha de lo que ocupa tantas y tantas conversaciones: la falta de trabajo, la corrupción, el desencanto político… Ciertamente la situación no es fácil, ni en lo local ni en lo global.

Aún con todo, algo se resiste fuertemente en mí, recordándome, día a día, que hay motivos para la esperanza; es más, me repite insistentemente: “la esperanza la he puesto en ti, y en ti y en aquél… en todos”.

Me da mucha penita el pesimismo y derrotismo paralizante en el que caemos a veces (aunque haya motivos) y no saber poner la palabra o la acción oportuna.

Anoche ya me iba a dormir con una cantinela, y una canción, La Unión del Mundo, de Agua Viva, que ya se cantaba cuando yo aún no había nacido.

Y, en medio de todo esto, un día de regalos: primero la Palabra, transmitiendo como siempre la energía necesaria; poco después, el descubrir a través de este precioso blog, el bonito proyecto “Para la guerra, nada”, animando a sumar voces y corazones cantando que ¡es posible…!; y, al medio día, mi madre hablándonos en la comida de la película “Cadena de favores”…; ¿se puede recibir con más claridad?. Continuar leyendo “Para la guerra nada”

Vasijas de Barro

categories [audio:http://lorenzo.marianistas.org/ficheros/mp3/Lorenzo_Sicilia-Vasijas_de_barro.mp3]

Esta canción tiene ya un tiempecillo, pero la recojo hoy y la grabo “sin rodeos” al recordármela la segunda lectura de hoy (2Cor 4, 7-15), de la que nació; fue en el mes de ejercicios que hice en Manresa en noviembre de 2011.

Es una maravilla sentirse barro, frágil, vulnerable, pero, a la vez, conteniendo algo importante que es Él el que lo sostiene…, que es Él el que nos sostiene.

Es posible que al escuchar de aprietos, apuros y derribos, lo primero que nos venga a la mente son “los otros”: lo que siento “en contra” externo a mí… Pero creo que es justo decir que, a menudo, lo que más nos impide vivir plenamente y felices, está en nosotros mismos.

En esta clave quiero leer la Palabra y cantar esta canción… Sin olvidar que, todo esto, vivido en Dios, nos lleva a su Vida, ¡con mayúsculas!

¡Que aproveche!

Al alba

categories [audio:http://lorenzo.marianistas.org/ficheros/mp3/Lorenzo_Sicilia-Al_alba.mp3]

Esta mañana, amanecía con la invitación a escuchar ¡Resucita, Dios de la Tierra!, de Brotes de Olivo; y brotaba una oración…

Que en ti, Señor,
demos razón, al alba,
del comienzo ¡de la Vida!.

… y poco después esta canción.
Desde la capilla de Pueblo de Dios…

¡Que lo sepamos hacer juntos, Señor!