El mundo pasa con sus pasiones

categories [audio:https://lorenzo.marianistas.org/ficheros/mp3/Lorenzo_Sicilia-El_mundo_pasa_con_sus_pasiones.mp3]

Si alguno ama al mundo, no está en él el amor del Padre. Porque lo que hay en el mundo -las pasiones de la carne, y la codicia de los ojos, y la arrogancia del dinero-, eso no procede del Padre, sino que procede del mundo.

Y el mundo pasa, con sus pasiones.

Pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.
(1Jn 2, 15-17)

También nos pedirá Jesús que vivamos en el mundo, sin ser del mundo…
Qué importante vivir “anclado” en Dios, qué importante caminar de su mano, siempre extendida hacia nosotros…

Es mucho lo que puede llevarnos a alejarnos de Dios y de su Amor, es mucho lo que puede llevarme a estar encerrado en mí mismo, en mis necesidades, emociones… Pero el mundo pasa, con sus pasiones, y ahí están Dios y su Amor impregnándolo todo, abriendo puertas continuamente y tendiendo puentes más allá de nosotros mismos, hacia los otros, hacia el Otro… Creo que el tiempo de Dios debe ser distinto a como lo concebimos nosotros… Siento que, cada vez que caminamos desde su voluntad, vamos experimentando un poquito de su vida abundante, esa que permanece para siempre…

Esta canción surgió en la oración ante la Palabra del lunes 30 de diciembre… y ahí quedó grabada, desde el silencio de Nazaret, en Pueblo de Dios, con el chisporroteante fondo del fuego en la chimenea.

Y hoy, día del Bautismo del Señor, también quiero compartir esta pequeña reflexión que escribí a petición de la comunidad del Grupo Pase de Estepona.

Te fiaste de mí

categories [audio:https://lorenzo.marianistas.org/ficheros/mp3/Lorenzo_Sicilia-Te_fiaste_de_mi.mp3]

Con esta pequeñita canción retomo el blog e inauguro una nueva categoría: “sin rodeos”
Sin rodeos, así me sorprendo alcanzado a veces por Dios. Directamente, con claridad y sencillez siento que toca mi corazón…

El domingo pasado, escuchábamos un trocito del principio de la Carta de Pablo a Timoteo (1, 12-17). Palabras que, en el mes de Ejercicios Ignacianos, me hicieron identificarme enormemente con Pablo y fueron muy importante para mí. Parafraseándolas, las hacía mías así:

Se fió de mí, me tuvo compasión y me dio gracia abundante. Vino al mundo para salvar a pecadores de los cuales soy el primero.

Y fruto de volverlas a escuchar, en el silencio abierto de la noche surgió esta canción…
Llegó “sin rodeos” y así la comparto, grabada en el momento de la misma manera, con la sencillez de la grabadora portátil.

Yo digo Iglesia, tú dices…

El sábado que viene estaré por Madrid, se presenta el libro “Yo digo Iglesia, tú dices…” en el que he podido participar aportando una canción y una pequeña reflexión.

La presentación va a ser bastante participativa y pienso que muy interesante. Se compartirá visualmente (José Luis Cortes, Siro…), habrá testimonios, preguntas… y también algunos cantaremos las canciones que hemos aportado (Luis Guitarra, Amparo Navarro, Toño Casado…)

Será el próximo sábado 19, a las 19h. en la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe (C/ Puerto Rico 1).

También podéis echar un vistazo a la interesante introducción del libro o ver esta entrevista que sobre el libro hicieron a Migueli (cantautor) y a Jose Antonio Solórzano (Solo: dominico, director del departamento pastoral de Escuelas Católicas).

Todo ha empezado en un sueño

Me gustó lo que oí de esta chica en el coche con Javi, Jorge y Noemí en el viaje a Sevilla la semana pasada… y hoy, youtubeando, me he encontrado con esta bonita invitación a no dejar de soñar.

Imagen de previsualización de YouTube

Soñar es la libertad
de aquél que ha tocado el cielo
sin saber volar.

Es difícil andar en este mundo,
siempre mirando a mis pies,
ignorando que, en cada segundo,
algo ha dejado de ser.
(…)
Vivir es parte de un sueño,
a veces grande o pequeño,
hacen que el mundo sea eterno,
burlando el miedo y el tiempo,
todo ha empezado en un sueño.

¡Que no dejemos de soñar… juntos!